¿SABES COMO ESTAS ALIMENTANDO A TU NIÑO?
12th Feb

2014

¿SABES COMO ESTAS ALIMENTANDO A TU NIÑO?

La nutrición durante la infancia es básica para el correcto crecimiento y desarrollo de los niños y la base para su bienestar en el futuro. Darles una alimentación equilibrada garantiza grandes beneficios físicos  y psicológicos, esto puede ayudar a prevenir muchos problemas médicos.

La obesidad infantil se ha convertido en uno de los principales problemas sanitarios, en donde ya no hay distinción si el país es desarrollado o en vías de desarrollo en donde tradicionalmente este problema no existía. Siendo así que Baja California se encuentra en el primer lugar en obesidad infantil en el país y México se encuentra en el cuarto lugar a nivel mundial

¿POR QUE SE PRODUCE?

El estilo de vida sedentario y el consumo de gran cantidad de alimentos poco sanos son los principales factores que inciden en su aparición. A esto hay que sumarle el aprendizaje de malos hábitos alimentarios y la promoción de un estilo de vida sedentario en donde los principales protagonistas son la televisión, videojuegos y la computadora. Otro factor es el temor de los padres por la seguridad de sus hijos y las grandes distancias que hay que recorrer que se recurre al carro o autobús escolar.

Algunas veces la obesidad se produce por causas emocionales, cuando el niño busca consuelo en los alimentos.

¿CUALES SON LAS CONSECUENCIAS?

A largo plazo son muy importantes. De forma general, está asociada a desarrollar enfermedades graves como la diabetes y problemas del corazón.

Visto a corto plazo o en la vida diaria del niño, la obesidad afecta psicológicamente, provocando baja autoestima.

Una consecuencia muy importante es que un niño obeso, casi con seguridad, será un adulto obeso.

RECOMENDACIONES PRÁCTICAS

 Aunque es un tema difícil y muchas veces se necesita ayuda externa, es pueden mencionar algunas recomendaciones generales:

 

  • Quitarnos la idea de que un niño  ”gordito”  es un niño sano
  • Desde el momento en que el pequeño empieza a incorporar nuevos alimentos, enseñar buenos hábitos.
  • Ofrezca nutrientes variados y no sobrealimente al bebé, evite la sal y el azúcar en los platos infantiles.
  • Acostumbre al niño preescolar o escolar al desayuno.
  • Establezca horarios para las comidas y evite el “picoteo chatarra” entre comidas.
  • Use ingredientes frescos y sanos.
  • No use los alimentos como premio o castigo
  • Fomente todo tipo de ejercicio.
  • Limite el tiempo de la televisión, videojuegos y computadora.
  • Fomente en la familia una dieta sana, preparando los alimentos con técnicas como cocciones a vapor, al horno, a la plancha.
  • Evite frituras, los ingredientes grasosos, muy azucarados o muy salados.
Share This :